Para que el paso hacia la automatización se produzca de manera correcta y no provoque errores que dificulten su implantación y crecimiento, es crucial entender qué es lo que no hay que hacer. ¿Cuáles son los 6 fallos más comunes que las empresas cometen a la hora de implantar soluciones RPA
La automatización ha hecho que tengamos que desarrollar nuevas capacidades de trabajo para solventar problemas concretos. La inteligencia artificial y la automatización cognitiva están cada vez más cerca de ser parte de la vida cotidiana de los negocios. El retorno de la inversión en este tipo de procesos es inmediato.
Muchas empresas todavía realizan tareas a mano para recopilar, revisar e introducir datos. Estas tareas repetitivas y tediosas requieren que los trabajadores estén continuamente entrando y saliendo de múltiples sistemas informáticos provocando errores (humanos) y perdiéndose mucho tiempo en ello.
Las soluciones de RPA e Integración pueden aportarnos muchas oportunidades de ahorrar tiempo y dinero, ya que reducen los errores (tan humanos), y aumentar la precisión y la eficiencia. Pero no nos quedemos solo en eso, detrás de las aplicaciones RPA hay un potencial por descubrir muy útil para nuestras empresas.
Las empresas están invirtiendo desmedidamente en ejércitos de robots -con el desembolso de dinero y trabajo que conlleva esto- pero sin tener detrás un buen programa de automatización. Y es que, ¿estamos preparados para robotizar nuestra empresa? ¿Es esta aceleración la causa de que la automatización de procesos, para muchos, se tambalee?
La RPA es el uso de un robot de software para que realice el trabajo más pesado y más aburrido con el que un trabajador pierde mucho tiempo. Según Deloitte, un minuto de trabajo para un robot equivale a unos 15 minutos de trabajo para un ser humano.
Los robots pueden ser utilizados para recolectar tanto la información fundamental como aquellos datos menos importantes. Esto permitirá a los empleados invertir más tiempo en otras tareas y tener acceso a la información más específica y precisa, y con mucha más rapidez y fiabilidad.
Además de librarnos de tareas pesadas y repetitivas, las plataformas de automatización de procesos o RPA deben considerarse también como mecanismos de integración de datos para optimizar procesos.
No sólo hay que ver el uso de RPA con el único valor de la automatización de procesos manuales y repetitivos. Podemos recurrir también a soluciones RPA para solucionar problemas de integración de información.
La automatización de procesos mediante robots software (RPA) no implica que los robots se sienten en la oficina a nuestro lado tecleando cosas.