En la actualidad, aún hay empresas que miran con recelo la automatización de procesos mediante robots software. Existe miedo a que la tecnología cambie la forma de trabajo que se ha tenido siempre y por tanto, acabe con los empleos.

Negar el impacto que ejerce  la tecnología sobre el empleo sería absurdo; pero no hay que confundir el cambio de forma de trabajar con la pérdida del trabajo. Estamos viviendo una auténtica revolución digital, y como ya pasó en las anteriores revoluciones industriales, se originará un proceso de adaptación natural con la consecuencia de que algunos puestos de trabajo desaparecerán para dar lugar a otros nuevos.

Y es que el miedo a que las máquinas destruyan el empleo no es nada nuevo. El ludismo, un movimiento formado por artesanos ingleses, se sublevó a principios del siglo XIX contra los nuevos inventos que traía la industrialización y que amenazaban con dejarles sin empleo. Destruyeron máquinas e incendiaron fábricas, pero los luditas no lograron frenar el avance de la industrialización.

Hacia un nuevo mundo laboral

La consultora Mckinsey, en un reciente artículo que puedes lee aquí, expone cómo influirá el desarrollo de la tecnología en los empleos del futuro. Echemos un vistazo a algunas de sus conclusiones:

-La tecnología creará empleos que hoy en día ni existen.Las nuevas tecnologías estimularán la creación de muchos más empleos de los que se destruyan. Muchos de los nuevos puestos que surgirán y en los que trabajarán las nuevas generaciones, actualmente ni se conocen.

-La tecnología aumentará el crecimiento de la productividad, lo que a su vez aumentará la demanda y creará empleos. Las nuevas tecnologías aumentarán el crecimiento de la productividad, permitiendo a las compañías bajar los precios a los consumidores, pagar salarios más altos o distribuir ganancias a los accionistas; algo que estimulará la economía, Además, el aumento de la productividad suele ir acompañado de un crecimiento del empleo: un aumento de ingresos, que luego se invierten creando demanda de bienes y servicios.

-Las automatizaciones liberan a los trabajadores para que se centren en otras tareas más productivas. La tecnología viene a mejorar las condiciones laborales. Al automatizar tareas repetitivas y pesadas se crean flujos de trabajo digitales más inteligentes y se da a los trabajadores la libertad de afirmar su verdadero valor en su lugar de trabajo. Por tanto, la aplicación de elementos tecnológicos evitará a los empleados el tener que realizar aburridos y repetitivos trabajos. Además liberará de la sobrecarga laboral que muchos departamentos tienen.

¿La clave? Actualizarse constantemente

El empleo sufrirá una transformación radical por el avance de la tecnología. Según eMcKinsey Global Institute, al menos el 30% de las actividades asociadas con la mayoría de las ocupaciones en los Estados Unidos podrían automatizarse.

Distintos estudios predicen que, hasta dos tercios de los puestos de trabajo en el mundo actual, podrían quedar parcial o totalmente automatizados en pocas décadas a medida que progrese el desarrollo de los robots y las máquinas ya sean capaces de aprender, por sí solas, con el avance de la inteligencia artificial.

Según el Fondo Económico Mundial, en 2022 se crearán 133 millones de trabajos y se perderán 75 millones

Para los trabajadores del futuro la capacidad de aprendizaje permanente será fundamental para adaptarse a los cambios que sufrirá su puesto de trabajo. Realizar unos estudios a los 20 años ya no será suficiente. El aprendizaje a lo largo de toda la vida deberá convertirse en la norma, y ​​las empresas tendrán que apoyar ofreciendo formación a sus empleados.

En definitiva, habrá que tratar de unir todos los beneficios de la automatización de procesos mediante robots, con el talento humano. Una combinación de lo mejor de cada mundo para que las empresas de cualquier tamaño y sector, pueden aprovecharse de las grandes ventajas que ofrece la automatización de procesos.

Los trabajadores más demandados serán aquellos que sean capaces de liderar equipos, con dotes de comunicación y con iniciativa. Se valorará el pensamiento crítico, la capacidad para resolver problemas y la creatividad.

¿Quieres dar el salto? ¿Necesitas automatizar tareas para obtener todas las ventajas que la tecnología puede ofrecerte? Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *